La ciudad, otro crucigrama

Don Aurelio aparenta hacer lo mismo que muchos recicladores, con la diferencia que el encuentra pequeños tesoros informativos en los desechos; aprende palabras nuevas con los "geniogramas" y se enriquece con las lecturas despojadas de valor; se entretiene con sus hallazgos (los que comparte con sus amigos) y camina por toda la ciudad como si cada paso fuese una letra en el gran crucigrama caótico que es Lima.

2 comentarios:

Pipo Ibrahim dijo...

tonces don Aurelio es un capo....



Pipo Ibrahim

Anónimo dijo...

Después de mucho tiempo vuelvo a ver este video y me ha parecido muy tierno.
Además invita a imaginar los sentimientos que tendrá este señor,jubilado ya,dedicando horas a la búsqueda de crucigramas los llenará después y de paso su vida también.